Hola, soy y como en el equipo de Scooter Center, los llevaré, a través de una serie de publicaciones en el blog, a conocer como se vive desde aquí adentro el Pure Scootering.

Llegó el gran día

¡Aquí en la escena scooterista de Alemania se encuentra de todo! pues gracias a los restauradores, fabricantes, organizadores de , Clubes, y muchos asistentes que estuvieron presentes en el 2019 de Scooter Center, tuve la fortuna de enterarme de rarezas de todo tipo:

  • Conocer en persona la Vespa PX Malossi 244 con dos motores, que es tan divertida como la razón de Christian al construirla “suficiente espacio en el lado izquierdo y relativo bajo cilindraje en el lado derecho
  • El nivel de especialización que se puede llegar a alcanzar, con las clásicas bellezas del Hoffmann Rennstaffel & Werkshalle, que conservan en perfecto estado original los modelos de vespas de manilares tubulares fabricados bajo licencia de Piaggio en Alemania por Hoffmann Vespa entre los años 49 al 57…
  • Comprobar la efectividad de soluciones literalmente locas de Wolfgang en Crazy Monkey Development, como el Raging Rhino un soporte que como por arte de magia, logra que la scooter no se mueva de su lugar cuando se es transportada.
  • Las miras hacia un scooterismo verde, que nos motiva a renunciar definitivamente al plástico (al menos de los empaques ;-) ), una idea de Franz Schmalzl, donde además cada participante plantará su árbol en Zell am See, el próximo Alp Days.
  • y los infaltables cazadores de tesoros, como Sam de LambrettaFinder, que incluyó en su agenda, viajes periódicos a Italia, exclusivamente para hacerse a atractivas ofertas.

Entre otras cosas que no dejan de sorprenderme y que podrán ver en las entrevistas que hice, ¡claro! si logran entender mi alemán… donde al respecto, tengo que decir que los eventos en Alemania fueron un gran reto para mí; pues integrarme en un grupo de hablantes nativos de Alemán, entender detalles y con la timidez que hace que olvide todo lo aprendido, ha sido claramente una gran barrera. Pero en el Classic Day de algún modo me sentí en mi flow, no sé si es por qué ya hablo (solo un poquito más) o por qué fue un espacio dónde pude ser nuevamente quién soy, rodeada de scooters, ruido de motor, olor 2t, ofertas super tentadoras de repuestos, música y amigos… juzguen por ustedes mismos.

Por el momento, me alegra decir que con las locuras de los vespistas, más los espacios como el Classic Day, empresas como Scooter Center que apoya cada nueva idea que se les ocurre y productos como los BGM y Moto Nostra que no solo fabrica repuestos ya olvidados, sino que los renueva ¡tendremos vespas y lambrettas para rato!

 

This post is also available in: Deutsch