La ansiedad se hace insostenible cuando se está tan cerca al resultado, y sobretodo si lo que hacia falta, dependía de la burocracia. Aunque desde hace más de 10 años tengo la licencia de conducción colombiana, Alemania exige un examen teórico y práctico, así que tan pronto comenzó el proyecto empece a estudiar las 800 preguntas que podían entrar a la prueba, una vez superado, seguía el examen práctico, que se dio a la vez que Platónika presentaría al TÜV (la approbación técnico-mecánica en Alemania). Tanto ella, como yo aprobamos con creces el papeleo.

Ella por su parte registró el reemplazo de su viejo y oxidado chasis de px (fotos) junto con los upgrades de su performance. Pero aún faltaba la placa…

pues un día antes de mi prueba la vespa lucía así:

por lo que mis esperanzas de manejarla de inmediato, se desvanecieron.

Sin embargo Alex y el equipo de trabajo decidió sorprenderme, haciendo el trámite y alistando los últimos detalles por su cuenta, recogiéndome cuando supere la prueba práctica.

Armar Platónika tomó casi un año, temas como grabar cada paso a paso de la construcción, la pandemia, entre otras, dilataron el proyecto, pero llegó el tan esperado día.

6 Ready to roll Vespa bgm Platónika project by Scooter Center

Lo cierto es que esta historia no termina acá, lo siguiente será conocer la escena vespista europea en su compañía y poner a prueba todos los productos TOP que le fueron puestos. Todo tipo de pruebas y aventuras serán registradas y te lo contare de primera mano, acá.

Esperemos que estos tiempos extraños de distanciamiento social terminen y podamos recuperar los abrazos perdidos, las rutas compartidas y el contacto con la carretera, que es de lo que se nutre esta pasión.

¡Nos vemos en la ruta!

Maryzabel & Platónika

Platónika parts

This post is also available in: Deutsch English